Cineteca Vida

El cine aprendió a hablar para darse cuenta de que cuando queda callado, se encuentra a sí mismo.

Hayrabet Alacahan y sus dos mil páginas con realizadores de todo el mundo.